Una de cada dos personas en Estados Unidos lee regularmente la Biblia

53

Cerca de la mitad de los estadounidenses se declaran usuarios de la Biblia, según un estudio del grupo Barna. Concretamente, el 48% de la población consulta algún contenido bíblico, aparte de los servicios eclesiásticos, en al menos tres o cuatro ocasiones al año. Un dato que no representa variaciones desde 2011, tal como matiza Barna en su publicación.

De casi la mitad de personas que siguen recurriendo al texto bíblico de manera periódica, el 14% lo hace a diario, mientras que el 13% utiliza la Biblia en varias ocasiones durante la semana. Quienes tienen una constancia semanal están igualados con quienes lo hacen en contados momentos al año, con un 8% de usuarios cada grupo. Por último, con el 6% de los estadounidenses que aseguran utilizar la Biblia en algún momento, están quienes lo hacen con carácter mensual.

“Los resultados muestran que, a pesar de los cambios en las tendencias culturales, los estadounidenses siguen leyendo la palabra, que continúa siendo una poderosa y transformadora herramienta en sus vidas”, manifiesta el grupo Barna en el primer párrafo de la publicación.

En Estados Unidos, la Biblia encuentra mayor encaje en un perfil determinado de ciudadano. Los habitantes del sur (el 55% en comparación con el 42% del noreste), los residentes en ciudades (un 53%, muy por encima del 42% de quienes viven en suburbios y zonas periféricas ), y los nacidos en el baby boom o boomers, es decir, entre 1946 y 1964 (alcanzan el 51%, mientras que en la Generación Y son sólo un 47% y en la X un 45%), son quienes más utilizan la Biblia según el estudio de Barna.

 

MAYORÍA DE FE EN EL PODER DE LA BIBLIA

El uso de la Biblia va acompañado de fe en la mayoría de los casos. En concreto, 6 de cada 10 personas considera de alguna manera que el las enseñanzas bíblicas han transformado sus vidas. En su publicación, Barna especifica que la mayoría de estas personas se corresponde a adultos casados y padres de hijos menores de edad.

Por otro lado, el 53% de los estadounidenses “piensa en cómo poder aplicar la Biblia a sus vidas”. Un dato que sí refleja un descenso considerable durante los últimos años. En 2011 era el 61% de la población la que consideraba las escrituras al respecto. El estudio de Barna asegura que el perfil de persona que reflexiona sobre esta cuestión está relacionado con quienes tienen un mayor conocimiento bíblico.

También existe un alto porcentaje de curiosos del texto bíblico. El 66% de la población declara sentir curiosidad por “lo que dice la Biblia”. Una cantidad que se asimila a la de quienes sienten un determinado interés por saber más acerca de Jesús, que representan un 63% en total. “La curiosidad es más común en quienes asisten semanalmente a la iglesia, los adultos que nunca han ido al colegio y los adultos con menores en casa. ”, señala el estudio.

 

INCIDENCIA DE LAS NUEVAS TECNOLOGÍAS

No quedan fuera de lugar en el estudio las nuevas tecnologías de la comunicación. Aunque “para los usuarios de la Biblia, el atractivo de la versión impresa permanece como el más elevado en casi nueve de cada diez personas, el uso de los formatos digitales ha aumentado desde 2011”, dice Barna. “El uso de los diferentes formatos digitales sigue creciendo año tras año”.

Internet es la herramienta mejor situada como para representar algún tipo de alternativa a los formatos clásicos, siendo también utilizado por un 57% de los usuarios de la Biblia. También han ganado peso los smartphone, comunes ya en el 55% de las personas que buscan contenidos bíblicos digitales en Estados Unidos, y las aplicaciones, que alcanzan un 42%. Menos frecuentes son los contenidos bíblicos en audio, que alcanzan un 36% de los consumidores bíblicos estadounidenses.

Fuente: http://protestantedigital.com/internacional/45347/Una_de_cada_dos_personas_en_Estados_Unidos_utiliza_la_Biblia