Ateísmo e indiferencia, reto de la nueva generación Z

200

A aquellos nacidos entre 1999 y 2005 se les conoce como los ‘Z’, la primera generación “post-cristiana” según el análisis de Barna Group en Estados Unidos.

FUENTES Evangelical Focus, Christianity Today, The Barna Group | TRADUCTOR Patricia Bares | WASHINGTON D.C. | 06 DE FEBRERO DE 2018 | 18:55 h

¿Cuáles son los valores, presuposiciones y cuestiones a las que se adhieren los que pertenecen a la siguiente generación? Después de los millenials, a los 70 millones de niños nacidos en EEUU entre 1999 y 2005 se les conoce como “la Generación Z”.

Barna Group, afiliado al Impact 60 Institute, ha publicado un importante estudio titulado “Generación Z: la cultura, las creencias y las motivaciones que moldean a la siguiente generación”, para mostrar la manera de entender la vida y las prioridades de los que tienen de 13 a 18 años en los Estados Unidos.

El estudio “observa sus opiniones con respecto a la fe, la verdad y la iglesia en tiempos de una creciente apatía religiosa”, comenta Barna.

Para ver el gráfico interactivo en pantalla completa, haz click aquí.

 

LA PRIMERA GENERACIÓN POST CRISTIANA

Según el estudio, ellos son realmente la primera generación “post-cristiana” de los Estados Unidos. Más que cualquier otra generación anterior, la Generación Z afirma no tener una identidad religiosa.

Según Barna, “puede que se sientan atraídos hacia lo espiritual, pero desde un punto de partida completamente diferente al de generaciones anteriores, las cuales muchas recibieron una educación básica sobre la Biblia y el cristianismo”.

El porcentaje de ‘Generación Z’ que se identifica como ateo es el doble que el de la población general (13 % vs. 6 % de todos los adultos).

 

OBSTÁCULOS PARA LA FE

Algunos de los obstáculos más grandes para creer, a nivel general, son el problema de la maldad (29%), la hipocresía percibida entre los cristianos (23%) y el conflicto aparente entre la ciencia y las Escrituras (20%).

Mientras que los no creyentes de la Generación Z no mencionan tanto el tema de la hipocresía entre cristianos como los adultos que no son creyentes, simplemente suelen decir que personalmente han tenido una mala experiencia con cristianos o con una iglesia en particular.

 

UNA VERDAD RELATIVA

El estudio muestra que el 59% de la Generación Z en los Estados Unidos se identifica como cristiano, comparado con el 68% de los adultos. Barna solo considera a uno de cada 11 adolescentes como un “cristiano comprometido”, una categoría que la organización del estudio utiliza para referirse a aquellos cuyas creencias y prácticas están basadas en su fe.

“Este nuevo estudio muestra que la Generación Z tiene una forma de ver la vida y código moral muy inclusivos e individualistas. Ven el mundo y a sí mismos de formas muy distintas a sus padres de la Generación X”, comentó Brooke Hempell, vicepresidente veterano de investigación de Barna.

Entre la Generación Z hay una tendencia a pensar que “lo que es verdadero para alguien quizás no lo es para mí”; son menos propensos que los adultos más mayores en estar de acuerdo con lo de que “una persona puede estar equivocada sobre algo en lo que cree firmemente”.

Probablemente esa sea la razón por la que más de un tercio de la Generación Z (37%) cree que no es posible saber del cierto si Dios es real, comparado con el 32% de los adultos.

 

¿LA IGLESIA ES IMPORTANTE PARA LA GENERACIÓN Z?

Más de la mitad de la Generación Z dice que formar parte de una iglesia es o bien “no demasiado importante” (27%) o “nada importante” (27%). Solo uno de cada cinco dice que asistir a la iglesia es “muy importante” para ellos (20%), la menos popular de las cuatro opciones.

La mayoría de los adolescentes que se identifican como cristianos (61%) creen que asistir a la iglesia no es importante para ellos, porque “encuentran a Dios en cualquier parte”.

“Este razonamiento es un indicador de que como mínimo algunas iglesias no están facilitando que los jóvenes que tengan una conexión transformadora con Dios”, comentaron los investigadores de Barna.

A pesar de la poca asistencia, entre los que suelen ir a la iglesia de la Generación Z (los cuales han asistido a uno o más cultos el pasado), tienen una percepción de la iglesia más bien positiva.

La mayoría de los adolescentes cree que la iglesia “es un lugar para encontrar respuestas para vivir una vida que tenga sentido” (82%) y “es relevante para mi vida” (82%).

Asimismo, la mitad de ellos dice que “la iglesia parece que rechaza mucho de lo que la ciencia dice sobre el mundo” (49%) y un tercio comenta que “la iglesia es muy sobreprotectora con los adolescentes” (38%).

 

IDEOLOGÍA DE GÉNERO

El estudio llevado a cabo por Barna halló que el 12% de los adolescentes de la Generación Z describió su orientación sexual como no heterosexual, con un 7% identificado como bisexual.

Esta generación trata más los temas de LGBT y género en general, de los cuales el 37% afirma que su género y sexualidad son “muy importantes” para darle un sentido a su persona, en contraste con el 28% de sus padres.

Además, alrededor de un tercio de los adolescentes conoce a alguien que sea transgénero, y la mayoría (69%) dicen que es aceptable nacer con un género y sentirse identificado con otro distinto.

“Es un nuevo reto para los líderes de ministerios estudiantiles, porque hay más debate en la plaza pública acerca de temas LGBT”, comentó a Christianity Today Ben Trueblood, director del ministerio estudiantil para LifeWay Christian Resources.

Trueblood creía que “en el pasado era posible ignorar temas difíciles como este, o directamente no mencionarlos. Pero ese planteamiento debilita el propósito del ministerio estudiantil”.

“Actualmente, los líderes de ministerios estudiantiles están obligados a enseñar lo que dice la Biblia sobre estos temas, así como equipar a adolescentes para que puedan responder de forma bíblica”, concluyó.

Fuente: http://protestantedigital.com/sociedad/44001/El_ateismo_esta_en_auge_en_la_Generacion_Z