Irán aumenta la presión hacia cristianos y otras minorías religiosas

29

El gobierno de Irán ha sido nuevamente señalado por su opresión hacia los derechos humanos y la libertad religiosa. Hace solo unas semanas, 160 líderes de la Iglesia Anglicana lanzaban un manifiesto para recordar que el régimen iraní continúa con la sistemática represión hacia las minorías religiosas del país.

A la condena de esta política represiva se ha unido Brian Hook, director de planificación de política del Departamento de Estado de los Estados Unidos, que acusó a Irán en una entrevista de “hacer cumplir la prohibición de hacer proselitismo” para usarla “sobre todo contra los cristianos y otras minorías religiosas”.

Un ejemplo de esta situación se ha dado nuevamente en la persona de Yousef Nadarkhani, uno de los líderes de la Iglesia de Irán, que ha sido detenido tras una violenta redada que se produjo en su casa este pasado 22 de julio, según ha denunciado su familia cercana, informa Christian Solidarity Worldwide (CSW).

La detención se produjo el pasado 22 de julio, cuando la policía entró por la fuerza en la casa del pastor, derribando la puerta y golpeando a Yousef y a su hijo adolescente, Daniel, a pesar de que estos no ofrecían resistencia. La esposa del pastor y otros niños estaban en casa en ese momento. Según la información facilitada por la familia, el pastor fue llevado a la prisión de Evin.

 

CONDENADOS A MÁS DE DIEZ AÑOS DE PRISIÓN

Nadarkhani estaba en casa bajo fianza a la espera de una citación para ingresar a prisión, tras el fracaso en mayo de una apelación por su condena y la de otros miembros de la Iglesia de Irán, Mohammadreza Omidi, Yasser Mossayebzadeh y Saheb Fadaie, acusados ​​de “actuar contra la seguridad nacional” por “promover el cristianismo sionista”.

Los cuatro han recibido sentencias de diez años; sin embargo, tanto Nadarkhani como Omidi tienen una condena adicional de dos años cada uno. Esta circunstancia hará que deban cumplir la condena en cárceles remotas e inhóspitas en el sur del país.

Los cuatro habían sido arrestados en Rasht el 13 de mayo de 2016 durante una serie de redadas llevadas a cabo por agentes de seguridad en hogares cristianos. En julio de 2017, fueron declarados culpables de “actuar en contra de la seguridad nacional” al “promover el cristianismo sionista” y condenados a diez años por el juez Ahmadzadeh.

Según CSW, el proceso judicial ha estado plagado de irregularidades y los jueces designados han sido denunciados por grupos de defensa de derechos humanos, por no obrar con imparcialidad judicial en procesos que involucraban a periodistas, abogados, políticos activistas y miembros de las minorías étnicas y religiosas de Irán en 2014.

 

SEGUNDA CONDENA

Es la segunda vez que Nadarkhani es condenado en relación a la práctica de su fe en Irán. Su caso tuvo una gran repercusión internacional, cuando en 2010 se le acusó de apostasía y fue condenado a muerte. Sin embargo, el 8 de septiembre de 2012 fue puesto en libertad tras rechazarse los cargos de apostasía, aunque tuvo que cumplir un año más de cárcel por proselitismo. Finalmente fue liberado en enero de 2013.

 

PERSECUCIÓN Y LIMITACIONES

Irán es una república islámica en la que la mayor presión hacia los cristianos procede del Gobierno, según explica en su página web la entidad de defensa de la iglesia perseguida Puertas Abiertas.

El gobierno solo reconoce y permite la práctica cristiana de las comunidades históricas de cristianos armenios y asirios, pero impide cualquier otra expresión relacionada con el cristianismo. Sobre todo penaliza cualquier tipo de predicación o proselitismo hacia musulmanes, llegando al punto de no permitir siquiera que se les predique en lengua persa (su lengua natal).

A las iglesias que no están adheridas a estas tradiciones se les ponen muchos obstáculos y en algunos casos sus líderes son perseguidos. Eso es lo que está sucediendo con la Iglesia de Irán, una iglesia no trinitaria a la que pertenecen tanto Nadarkhani como los otros tres pastores que han sido acusados de intentar socavar el régimen islámico.

 

CULTO NO TRINITARIO

Según explica Mohabat News, agencia de noticias cristianas de Irán, la denominada “Iglesia de Irán” está principalmente establecida en el norte del país. Esta iglesia sigue las doctrinas de William Branham, un ministro estadounidense del siglo XX que difundió la enseñanza unitaria, es decir contraria a la Trinidad.

Estas particulares creencias, ajenas a la mayoría de las iglesias cristianas, han generado hacia este grupo una situación de aún mayor vulnerabilidad, que les está llevando a ser perseguidos con fuerza por las autoridades. Según Mohabat News, las autoridades tienen la esperanza de frenar el crecimiento del cristianismo en el país por medio de estas acciones represivas.

 

CRECIMIENTO ENTRE JÓVENES

A pesar de las restricciones y dificultades, el cristianismo está creciendo en Irán en los últimos años.

La tasa de crecimiento de los cristianos en el país es “exponencial” en las últimas dos décadas. El alto índice de conversión de la juventud iraní al cristianismo ha llevado a que varios religiosos islámicos estén advirtiendo al gobierno de esta situación, que se da “a pesar del riguroso adoctrinamiento islámico de los jóvenes en sus familias y en el sistema educativo”, afirma la agencia cristiana iraní.

Fuente: http://protestantedigital.com/internacional/45185/Iran_aumenta_la_presion_hacia_cristianos_y_otras_minorias_religiosas