Cristianos en el Kurdistán sirio piden a Estados Unidos que “no los abandonen”

Artillería turca bombardea posiciones de las FDS en el Kurdistán sirio. / Twitter @TKSGnkur

La decisión del presidente Trump, de retirar las tropa estadounidenses de la frontera entre Turquía y Siria, deja la región desprotegida ante una inminente invasión turca.

Apenas unas horas después de que el presidente de Estados Unidos, Donald Trump, anunciase la retirada de las tropas de la frontera entre Turquía y Siria, el gobierno de Ankara ha comenzado a concentrar efectivos militares en la zona para una invasión del Kuridstán sirio que se preve inminente. “Nuestro objetivo es destruir el corredor del terror que está tratando de establecerse en nuestra frontera sur y traer paz a la región”, ha subrayado el presidente turco, Recep Tayyip Erdogan, en redes sociales.

Por su parte, Trump ha justificado la decisión de salir del territorio donde se encuentran las Fuerzas Democráticas de Siria (FDS), que han luchado junto a las tropas estadounidenses contra la ocupación del Estado Islámico en el territorio, asegurando que “Estados Unidos nunca debería haber estado en Oriente Medio” y que “las estúpidas guerras interminables están terminando” para el país norteamericano. “Fuimos a la guerra bajo una premisa falsa y ahora refutada, las armas de destrucción masiva. Ahora estamos trayendo lenta y cuidadosamente a nuestros soldados a casa”, ha añadido.

Sin tropas estadounidenses sobre el terreno, Turquía ya ha lanzado su ofensiva y ha comenzado los primeros bombardeos sobre posiciones de milicias kurdas de las FDS. Erdogan ha apuntado directamente a la lucha contra el Estado Islámico, que ya no tiene posiciones en la zona, y “los terroristas del PKK (Partido de los Trabajadores del Kurdistán) y del YPG (Unidades de Protección Popular)”, se ha referido el gobernante turco a las principales milicias kurdas.

Turquía ya aprovechó el contexto de inestabilidad en Siria a causa de la guerra para ocupar la ciudad de Afrin, en febrero de 2018. La nueva maniobra, de una dimensión mucho mayor, permitiría también a Ankara repatriar a los dos millones de refugiados y migrantes sirios que han llegado al país en los últimos años. 

 

“ESPERAMOS Y ORAMOS PARA QUE EL MUNDO NO NOS ABANDONE”

Entre 40.000 y 100.000 cristianos kurdos viven en la zona que ya ha comenzado a ser atacada por Turquía. Desde allí, el presidente del Consejo Supremo de la Comunidad Evangélica de Siria y Líbano, Joseph Kassab, ha asegurado que “la esperada invasión militar turca y la posible confrontación con los kurdos puede obligar a los cristianos de la región a salir de ella”. “La administración estadounidense ha decidido abandonar a los kurdos en manos turcas. Pero Siria debe  ser devuelta a las manos de los sirios, y una acción concertada por la comunidad internacional es la única manera de poner fin a esta horrible guerra”, ha añadido en declaraciones a Christianity Today.

Más tajante se ha mostrado el Consejo Militar Siriaco, una milicia cristiana miembro de las FDS, que a través de un comunicado ha manifestado que “Turquía busca matarnos y destruirnos para acabar con el genocidio contra nuestra gente”. “Esperamos y oramos para que, de la misma manera en la que hemos defendido al mundo del Estado Islámico, el mundo no nos abandone ahora”, han remarcado.

 

LÍDERES CRISTIANOS SE MANIFIESTAN EN CONTRA DE LA DECISIÓN DE TRUMP

Algunos líderes cristianos estadounidenses han cuestionado la decisión de su presidente en redes sociales. Es el caso de Franklin Graham, que ha señalado que “los cristianos de la zona podrían ser aniquilados” y ha pedido oración. “Tanto republicanos como demócratas están preocupados por lo que podría suponer, en esencia, el abandono de nuestros aliados más cercanos allí”, ha señalado el predicador.

También el miembro de la Comisión Internacional de Asuntos Religiosos de Estados Unidos (USCIRF, por sus siglas en inglés), Tony Perkins, ha asegurado que la decisión puede suponer “implicaciones potencialmente graves para la seguridad de las comunidades religiosas y étnicas similares al desastre humanitario de 2018 en Afrin”.

Fuente: http://protestantedigital.com/internacional/47870/Cristianos_en_el_Kurdistan_sirio_piden_a_Estados_Unidos_que_no_los_abandonen