24 de julio del 2024
Hechos 15:36-41
BERNABÉ Y MARCOS: OTRA OPORTUNIDAD
“Fue tan serio el desacuerdo, que terminaron separándose: Bernabé se llevó a Marcos y se embarcó para Chipre…” Hechos 15:39
Algunos aprendemos despacio. Somos obstinados, metemos la pata y aprendemos las lecciones por las malas. Necesitamos un mentor que guíe nuestros pasos y nos defienda. Pero eso requiere que también nos brinde una segunda oportunidad. Marcos había fallado en la obra del Señor. Había ido con Pablo y Bernabé en un viaje misionero, pero por el camino se había dado por vencido y los había abandonado. Pablo pensó que no sería prudente llevarlo a otro viaje. Pero Bernabé estaba dispuesto a ser su mentor. Bernabé abogó por que se le diera otra oportunidad. Pablo y Bernabé tuvieron un desacuerdo tan fuerte al respecto que se separaron. Pablo se fue con Silas y Bernabé con Marcos. Aun así, Dios siguió obrando a través de ellos para llevar el Evangelio a diferentes lugares. Marcos se benefició de esta nueva oportunidad. Más tarde vemos que Pablo también se reconcilió con Marcos, diciéndole a Timoteo: “Busca a Marcos y tráelo contigo, porque puede ser una ayuda para mí en el trabajo”. (2 Timoteo 4:11). Además, el Espíritu de Dios llevó a Marcos a escribir un relato de la vida y el ministerio de Jesús. Hoy lo conocemos como el evangelio de Marcos en la Biblia. Como mentores, modelamos nuestra vida según Dios, que perdona y nos desafía a vivir santamente. ¿Quién en tu vida necesita perdón y otra oportunidad? ¿Para quién podrías ser un defensor?
Señor, a veces es difícil perdonar. Ayúdanos a recordar cómo hemos sido perdonados, y ayúdanos a extender tu gracia a los demás. En el nombre de Jesús, quien perdona nuestros pecados. Amén.
En nuestro peregrinaje en la vida cristiana, todos necesitamos alguna vez de un consejero, un guía o un maestro. Ellos nos ofrecieron aliento y dirección a través de sus consejos sabios, su intervención oportuna y su conocimiento de la Escritura. Sin embargo, a veces se nos olvida que así como recibimos un apoyo así, también debemos estar dispuestos a ofrecerlo a otros. Y las oportunidades para hacerlo abundan sobre todo en un tiempo en que muchos cristianos se encuentran desconcertados y desorientados. Las Escrituras están llenas de personas que sirvieron como mentores a otros. Su ejemplo de fidelidad a Dios y amor al prójimo se recoge, a veces en relatos cortos pero memorables. Por esto, en este mes exploraremos cómo las Escrituras hablan sobre lo que ser mentor significa y, por supuesto, sobre la bendición de escuchar y aprender de otros. Ojalá seamos dóciles y estemos dispuestos a enseñar. Oramos para que la Palabra de Dios te refresque, te reoriente y te renueve.
Steven y Deb Koster
Steven y Deb Koster son apasionados por las familias, los matrimonios y el crecimiento espiritual en el hogar. Pertenecen a la Iglesia Cristiana Reformada de Norteamérica. Steven trabajó anteriormente como editor de Today y Deb dirige Family Fire, el ministerio familiar de ReFrame. Los Kosters tienen tres hijos.