11 de julio del 2024
Génesis 13:1-13
ABRAHAM Y LOT: LAS RELACIONES PRIMERO
“Ahí está toda la tierra, para que escojas. Por favor, sepárate de mí. Si tú te vas al norte, yo me voy al sur, y si tú te vas al sur, yo me voy al norte”. Génesis 13:9
Abraham había sido mentor de Lot durante años, pero su trabajo en sociedad había entrado en una crisis. La tierra que compartían no era suficiente para sus dos rebaños. Sus pastores discutían y los temperamentos salían a relucir. Abraham podría haberse puesto del lado de sus hombres, en contra de Lot o decirle a Lot que entienda cuál es su lugar. Pero no hizo eso, sino que trató de preservar una buena relación con su sobrino en lugar de echar fuego a sus desacuerdos. Abraham quería bendecir a Lot y eliminar la tensión en esta relación. Abraham amaba a Lot lo suficiente como para darle la oportunidad de tomar la mejor tierra. No le preocupaba quedarse con lo mejor, sino que estaba dispuesto a dejar que Lot tomara la primera decisión. Él aceptaría lo que sobrara, por decirlo de una forma. En lugar de discutir, Abraham confió en que Dios cuidaría de él y proveería para sus necesidades. Le demostró a Lot que se preocupaba por él y que su relación era más importante que discutir sobre cosas y deseos materiales. Todas las familias pueden tener problemas cuando hay demasiada cercanía. Cuando se vive bajo un mismo techo, por ejemplo, se pueden producir tensiones en las relaciones. ¿Cómo demuestras que las relaciones son más importantes que las cosas y los deseos? ¿Cómo puedes dar prioridad a las relaciones en tu vida?
Señor, perdónanos si hemos permitido que las cosas materiales sean más importantes que las personas. Ayúdanos a evitar fricciones y a mostrar siempre tu amor a los demás. Por el amor de Jesús, Amén.
En nuestro peregrinaje en la vida cristiana, todos necesitamos alguna vez de un consejero, un guía o un maestro. Ellos nos ofrecieron aliento y dirección a través de sus consejos sabios, su intervención oportuna y su conocimiento de la Escritura. Sin embargo, a veces se nos olvida que así como recibimos un apoyo así, también debemos estar dispuestos a ofrecerlo a otros. Y las oportunidades para hacerlo abundan sobre todo en un tiempo en que muchos cristianos se encuentran desconcertados y desorientados. Las Escrituras están llenas de personas que sirvieron como mentores a otros. Su ejemplo de fidelidad a Dios y amor al prójimo se recoge, a veces en relatos cortos pero memorables. Por esto, en este mes exploraremos cómo las Escrituras hablan sobre lo que ser mentor significa y, por supuesto, sobre la bendición de escuchar y aprender de otros. Ojalá seamos dóciles y estemos dispuestos a enseñar. Oramos para que la Palabra de Dios te refresque, te reoriente y te renueve.
Steven y Deb Koster
Steven y Deb Koster son apasionados por las familias, los matrimonios y el crecimiento espiritual en el hogar. Pertenecen a la Iglesia Cristiana Reformada de Norteamérica. Steven trabajó anteriormente como editor de Today y Deb dirige Family Fire, el ministerio familiar de ReFrame. Los Kosters tienen tres hijos.