27 de mayo del 2024
1 Corintios 7:8-16
SEA UNA BENDICIÓN EN EL HOGAR
“Pues ¿cómo sabes tú, esposa, si acaso puedes salvar a tu esposo? ¿O cómo sabes tú, esposo, si acaso puedes salvar a tu esposa?”. 1 Corintios 7:16
No se rinda fácilmente. Si usted vive en un matrimonio mixto (creyente casado con no creyente), no se apresure a renunciar a esa relación. Entiendo que vivimos en una sociedad que no defiende la permanencia del matrimonio y en la que el divorcio ha llegado a ser una cuestión de trámite. Seguramente ha escuchado gente que le aconseja terminar con su matrimonio y rehacer su vida, pero es bueno que escuche el consejo de un apóstol de Dios que estaba preocupado por algunos miembros de la iglesia que querían tomar esa decisión. Estos creyentes pensaban que vivir en una relación con un cónyuge no cristiano se convertía en un obstáculo para su comunión con Dios. Dado que mucha gente seguía prácticas idolátricas, estaban preocupados de que eso contaminara su vida y su hogar. ¿Pero por qué no pensar en la otra posibilidad? ¿Por qué no tener la esperanza de que su fe puede influir poderosamente en su relación al grado de motivar al cónyuge a conocer más de Cristo? Lo que Pablo piensa es que usted puede ser una bendición grande en su hogar. Puede ser el instrumento que Dios use para traer a su esposa o esposo a los pies de Cristo, y sus hijos sean receptores de las bendiciones del pacto de Dios. Por eso, en lugar de mandar al infierno a su cónyuge, piense en las maneras que puede ministrarle bíblicamente, aun si ahora es hostil a la fe.
Bendito Dios, ayúdanos a poner todo lo que esté de nuestra parte para traer a tus pies a mi familia. En Cristo, amén.
Esta frase, pronunciada por Josué, uno de los más grandes líderes de Israel, se presta a pensar que está formulada de una manera impropia. Pero cuando se trata de la familia, es bueno recordar que el compromiso comienza por el líder del hogar. En un tiempo en que las familias piadosas parecían escasear, él no rehúye su responsabilidad dada por Dios para el hogar. Él admite que no está en sus posibilidades determinar qué pasará en las otras familias, pero en la suya, todos servirán al Señor. El devocional de este mes está dedicado a la familia. Es un tema que no pierde relevancia, sobre todo con la llegada de nuevas ideas que se han puesto como objetivo destruir todo lo que tenga que ver con ella. Esperamos que con la ayuda del Espíritu de Dios, estos devocionales puedan animarle a aceptar el compromiso de ser un líder en su hogar conforme al corazón de Dios.
Huascar de la Cruz
Es casado y tiene cuatro hijos. Ha sido pastor en México por largo tiempo, y en la actualidad funge como el director del Ministerio Reforma.