miércoles, 20 enero, 2021
CALMA, DIOS CUIDA DE USTED
Lectura de las escrituras: Salmo 23:1-6
“Jehová es mi pastor, nada me faltará”
Salmo 23:1 RVR60

David, un pastor de ovejas, usa esa imagen para referirse a Dios. La Palabra de Dios nos presenta tres distintas vertientes de Dios como pastor: Él es el buen pastor que da su vida por las ovejas; el gran pastor que vive para las ovejas; y el pastor supremo que volverá por las ovejas. En el texto de hoy, hay tres verdades que destacar.
Primero, nuestro pastor es el Dios Todopoderoso, el gran Yo Soy. Él existe por sí mismo, eterno y soberano. Nada escapa a su control, y nadie puede desafiar su poder. Él gobierna el universo, dirige las naciones y tiene poder para gobernar nuestra vida.
Segundo, nuestro pastor tiene con nosotros una relación personal. David le llama “mi pastor”. Aunque ahora él habita en un trono alto y sublime, también camina con nosotros para suplir nuestras necesidades, concedernos su paz y guiarnos por las sendas de justicia. En los apuros de la vida él hace descansar nuestra alma. En las travesías más peligrosas él está con nosotros. En las luchas más cruentas de la vida, él nos ofrece un banquete en el desierto. En las horas más tristes, unge nuestra cabeza con aceite y hace que nuestra copa rebose.
Tercero, nuestro pastor es también nuestro proveedor. Al ser él nuestro pastor, nada nos falta. Tenemos provisión y compañía en el tiempo y por la eternidad. ¿Es Jesús su pastor?

Señor Jesús, ayúdame a ser una oveja que siga tu guía y confíe en tu protección. En tu nombre, amén.

Nos han robado la navidad, y el culpable no parece ser el Grinch, la criatura verde y gruñona que detesta todo lo navideño. Una reseña sobre una película con este personaje explica que la navidad es “un sentimiento humano, una manera de compartir, una opción para no estar solo y disfrutar de la compañía y de la charla de los demás”. ¿De verdad? Para mucha gente la navidad es solo eso. Y se antoja difícil hacer de Cristo de nuevo el centro de atención no solo en esta época del año, sino durante toda nuestra vida. Pero tenemos que empezar, y no hay mejor manera de hacerlo que observando la manera cuidadosa en que Dios nos ha hablado de su Hijo a través de todas las épocas de diferentes maneras. En el devocional de este mes queremos enfocarnos en la forma en que Cristo se encuentra presente en promesas, profecías, salmos, himnos. De esta forma la Escritura nos recuerda que a Cristo no le corresponde un lugar periférico de la historia, sino el lugar central en que Dios le ha puesto.

Es casado y tiene cuatro hijos. Ha sido pastor en México por largo tiempo, y en la actualidad funge como el director del Ministerio Reforma.

PHP Code Snippets Powered By : XYZScripts.com