Recibe Cada Dia en su correo electrónico

Complete el siguiente formulario y reciba Cada Dia en su correo electrónico.

 
 
 



 

Juan S. Boonstra

DIOS Y EL ENEMIGO
Lectura de las escrituras: Salmo 60
“En Dios haremos proezas”
Salmo 60:12  

El enemigo, Satanás, es muy, pero muy inteligente; tenemos que cuidarnos mucho de sus ataques. En 2 Corintios 11:14 se nos advierte que ese enemigo hasta se presenta como un ángel de luz. Es terriblemente fuerte, además. El apóstol Pedro lo describe como un león rugiente que anda alrededor buscando a quien devorar (1 Pedro 5:8).
Quien no toma en serio a Satanás es como el que cree que lo único que un león quiere hacer es darle un beso en la mano. Es probable que Satanás lo lleve a usted a creer que sus senderos son fáciles y agradables pero no se olvide jamás que Satanás no tiene interés en su felicidad personal. Lo que él quiere es su destrucción y si usted se las ve con él por su propia cuenta, la derrota es segura. No deje que Satanás lo encuentre a usted solo, sin la presencia protectora de Jesús.
No son las buenas intenciones las que llevan a la victoria; es mas bien la oración y la confianza y la obediencia a Dios. Con Dios, usted puede enfrentarse a cualquier cosa: el dolor, las dificultades, las frustraciones de la vida, las tentaciones y el más peligroso enemigo que es Satanás.
Al tener un encuentro con Satanás, uno de los dos será derrotado. ¿Por qué permitir que sea usted? Jesús ya lo venció (Lucas 1:18-20). En Cristo usted es mas que vencedor (Romanos 8:37).

Dios, Tú eres nuestra defensa y escudo; no permitas que nos alejemos de Ti ni que el enemigo nos separe. Haznos ver el poder y el peligro del enemigo. Danos la victoria en Jesús. Amén.