viernes 06 de mayo del 2016

Hernandes Dias Lopes

Hernandes Dias Lopes está casado con Udemilta y viven en Sao Paulo Brasil en compañía de sus dos hijos. El pastor Hernandes Viaja alrededor del mundo para predicar y enseñar la Biblia.

Capa_CDE_Mayo2016

cada-dia-correo-electronico

descargue-aplicaciones

icon-app-google-play icon-app-apple-store
Génesis 41:37-57
La familia de José
“Al primero lo llamó Manasés…
 al segundo lo llamó Efraín…” 
Génesis 41:51-52


José era el bisnieto de Abraham, hijo de Isaac, hijo de Jacob y padre de Manasés y Efraín. Fue leal a su padre, a su empleador, al Faraón y sobre todo a Dios. Fue fiel en la pobreza y en la riqueza, en la humillación y en la exaltación. Llegó a Egipto como un esclavo. Era el mayordomo de Potifar. Fue calumniado por su empleador. Pasó parte de su juventud en la cárcel, pero terminó su carrera en el trono. Fue víctima del odio de sus hermanos, de la pasión inmoderada de una mujer, de la sentencia injusta impuesta por Potifar y de la ingratitud 
del copero del Faraón.

Arrojado de un lado a otro, a merced de tormentas violentas, se forjó en el yunque del dolor, acrisolado en el sufrimiento, para llegar a ser el hombre más fuerte del imperio más grande del mundo. José fue sacado de la mazmorra al trono; salió de las cenizas de la humillación a la corona del triunfo. Se casó en Egipto y cuando nació su primogénito, Manasés, levantó un monumento para publicar su perdón 
a todos sus enemigos.

Manasés significa: “Dios me ha hecho olvidar.” El perdón es mayor que el odio. El perdón libera, sana y restaura. Cuando nació su segundo hijo, lo llamó Efraín, cuyo significado es “doblemente fructífero.” Cuando miró al pasado, pudo perdonar; al mirar hacia el futuro, vio la mano de Dios en triunfo.

Señor, tú nos dado el presente para vivir agradecidos por tus 
favores. Permite que nuestras preocupaciones no ahoguen 
nuestra mirada hacia la meta que es anunciar tu bondad a otros.

cada-dia-correo-electronico