Ministerio Reforma - La Vida Ahora - ReformaTV - Cada Dia

FacebookTwitterYoutube
Marcos 9:14-29

PALABRAS QUE borran DUDAs


“Entonces el padre del muchacho gritó: Yo creo.
 ¡Ayúdame a creer más!” 
Marcos 9:24

Cada persona que ha puesto su confianza en seguir a Jesús enfrentará incertidumbres de vez en cuando. A veces, las dudas crecen en un período de tiempo, pero otras veces nos parecen atacar al instante, sin ninguna razón en absoluto. Un creyente de hace cientos de años, San Juan de la Cruz, calificó esa experiencia como “la noche oscura del alma.” No es que no queremos creer, es simplemente que a veces nos resulta difícil creer.

Eso ocurrió con el hombre que se le acercó a Jesús, ansiando desesperadamente que su hijo sea sanado. Le aseguró a Jesús que creía, pero, en el mismo aliento, le pidió a Jesús ayudarle a superar su incredulidad. Fue un ejemplo de duda buscando fe, y en respuesta, Jesús honró la petición del hombre.

Dios no quiere que estemos atrapados en la duda. El apóstol Juan dijo: “Les escribo esto a ustedes que creen en el Hijo de Dios, para que sepan que tienen vida eterna” (1 Juan 5:13). Dios quiere que vivamos con el gozo y la paz que viene de tener la certeza de que Jesús está vivo, confiando en que vamos a vivir con él para siempre. Pero cuando no estamos seguros, Dios entiende y usa nuestras preguntas y dudas para enseñarnos a confiar plenamente en él.

Pídele ayuda y él restaurará tu fe y profundizará tu confianza.

Oh Dios, a veces no estoy seguro-quiero creer. 
Ayuda mi incredulidad. Asegúrame que puedo vivir con la paz y la alegría que quieres para mí. Amén.